En el Palma Arena se examinaron 1.800 alumnos de ESO y Bachillerato a lo largo de la mañana de este jueves. | Jaume Morey

2

Los alumnos de Balears se sumaron este jueves a la decimoséptima edición de este reto matemático internacional, las Proves Cangur 2016. Un total de 12.500 alumnos, el doble que el año pasado, se examinaron en alguna de las sedes habilitadas en el Archipiélago o en los propios centros.

La novedad principal de esta edición ha sido la participación de los alumnos de 1º y 2º de ESO, que igual que los de 5º y 6º de Primaria, responden el cuestionario desde el propio colegio. Los más mayores, los de 3º y 4º de ESO y 1º y 2º de Bachillerato, son los que se desplazan hasta las sedes como el Palma Arena para realizar el examen. El año pasado en el velódromo se reunieron hasta 2.400 alumnos, este año solo 1.800, porque por cuestiones logísticas se ha preferido habilitar Son Moix donde se han dado cita 1.100 estudiantes.

La Societat Balear de Matemàtiques SBM-X es la organizadora de esta maratón matemática, que cuenta con el apoyo de la UIB y de la Conselleria de Educació. El coordinador de las Proves Cangur 2016, Jaume Monreal, aseguró que el éxito de esta edición se debe «al incremento del interés por esta prueba y a la incorporación de nuevos cursos».

El examen al que tuvieron que hacer frente los alumnos se prepara en una reunión conjunta con todos los países y posteriormente cada territorio lo adapta a su realidad, pero los problemas son los mismos.