Presentación este martes del dispositivo Lit-Control pH Meter, para medir con precisión el pH de la orina. | Twitter

4

Investigadores de la Universitat de les Illes Balears y ejecutivos de las empresas Devicare y M4 Pharma han presentado este martes en Palma, un dispositivo que permite medir en casa el pH de la orina para prevenir y tratar la litiasis renal, dolencia que afecta al 16 por ciento de la población de España y tiene una prevalencia del 14 por ciento en Balears.

Este instrumento ha sido desarrollado por científicos del Laboratorio de Investigación en Litiasis Renal de la Universitat de les Illes Balears (UIB), considerado impulsor de la investigación en este campo en España, y del Grupo de Transductores Químicos del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSCIC).

La litiasis renal es una patología que se caracteriza por la formación de cálculos en el interior de los riñones o de las vías urinarias a partir de la cristalización de sustancias presentes de manera normal en la orina, como por ejemplo el calcio, el fosfato, el oxalato o las purinas.

El pH de la orina resulta clave para diagnosticar y tratar la litiasis urinaria en más del 80 por ciento de los casos, por lo que se considera indispensable el seguimiento regular de los niveles de pH urinario.

La precisión a la hora de determinar el nivel de pH urinario, es según los especialistas, importante en el caso de tener cálculos renales, dado que los valores diferentes del pH urinario son indicativos de los distintos tipos de litiasis

El dispositivo médico que fabrica Devicare y que en España será comercializado con el nombre de Lit-Control pH Meter, dispone de microsensores que permite conocer de forma sencilla y precisa el nivel de pH en la orina del usuario, han indicado este martes los jefes de los equipos de investigación, Félix Grases, del Laboratorio de Investigación en Litiasis Renal de la UIB; y Antoni Baldi, del Grupo de Transductores Químicos del CSIC.

En un estudio elaborado anteriormente, los investigadores de la UIB determinaron que niveles del pH urinario inferiores a 5.5 favorecen la formación de cristales de ácido úrico, mientras que los niveles de pH urinario superiores a 6.2 contribuyen a la formación de cristales de fosfato cálcico.

En ambos casos, señaló el citado estudio, la formación de cristales puede inducir a la formación de cálculos de oxalato cálcico, componente mayoritario en el 70 y 80 por ciento de los cálculos renales.