Diéguez, exdiputado del PSIB, preside el órgano asesor. | M. À. Cañellas

9

El Consell Consultiu ha informado en contra de la primera ley del Pacte sobre la que le han pedido un dictamen y además lo ha hecho por unanimidad.

El órgano asesor del Govern, que preside el exdiputado socialista Antonio Diéguez, se reunió el pasado miércoles para estudiar el proyecto de ley que modifica el funcionamiento del propio Consell Consultiu y la conclusión fue clara: el informe es desfavorable.

El informe del Consell Consultiu es preceptivo, pero no vinculante, por lo que el Ejecutivo podrá aprobar en cualquier caso el proyecto. Eso sí, en el expediente de aprobación deberá hacer constar que los hace «oído» el Consell Consultiu y no «de acuerdo» con este organismo.

El proyecto de ley sobre el que ha informado en contra el organismo de consulta pretendía modificar el funcionamiento del propio órgano asesor para que asumiera la competencia de resolver las reclamaciones que presenten los ciudadanos cuando consideran que se ha vulnerado su derecho a la información pública de las administraciones. A falta de Síndic de Greuges o de un organismo parecido, el Govern quería que las reclamaciones por la falta de información de la Administración se trasladaran al Consell Consultiu.