El Govern pide «tranquilidad» ante la aparición del virus zika en España

| Palma |

Valorar:

La Conselleria de Salut de Balears ha pedido «tranquilidad» ante la aparición del virus zika en España ya que la situación «no es preocupante» debido a que «en la actualidad la densidad de mosquitos es baja» y no será hasta después de verano, a partir de septiembre, cuando pueda aumentar.

Así se ha expresado la directora general de Salud Pública, Maria Ramos, que ha atendido a los medios de comunicación junto a la consellera de Salud, Patricia Gómez, tras la reunión de expertos que ha tenido lugar este viernes en la sede de la Conselleria.

Según ha explicado Ramos, dentro del plan nacional de preparación y respuesta que se está elaborando junto al Ministerio de Sanidad, la parte «más trabajada» es la de vigilancia epidemiológica de detección de casos y, de hecho, ha dicho, «ya se tiene un borrador del protocolo de actuación que se aprobará probablemente la semana que viene en la Comisión de Salud Pública».

La responsable del Govern ha señalado que la parte más débil del plan «es la del control del vector (el mosquito) por lo que se sigue trabajando en ella». «Aquí hemos decidido -ha agregado-, crear un Comité compuesto por personal de Salud Pública, de la Conselleria de Medio Ambiente, el Consell Insular, como autoridad local para coordinar las actuaciones y algún responsable del Plan de Comunicación».

De esta manera, ha remarcado que «la situación en Baleares no es preocupante» y que «no hay «ningún caso». «En algún momento ser podría dar un caso importado como ha sucedido en otras comunidades autónomas pero no hay una densidad suficiente de mosquitos para que se conviertan en autóctonos», ha querido recalcar.

La directora general ha aseverado que tienen «unos meses por delante para prepararnos porque la época donde habrá mas mosquitos será a partir de septiembre, octubre, noviembre e incluso diciembre como ha pasado, porque las temperaturas han sido más altas».

«TRANQUILIDAD ANTE LA TEMPORADA DE VERANO»

En este sentido, ha resaltado que «la situación de cara a la temporada de verano es de tranquilidad, ya que no hay casos y no hay población suficiente de mosquitos para que se den casos autóctonos».

«Si se diese un caso importado -ha añadido- se debería enviar una muestra de sangre al centro nacional de microbiología para conseguir una confirmación porque en estos momentos no se puede llevar a cabo en Baleares aunque esto es una cosa en la que se está trabajando».

«Si se confirmase -ha dicho Ramos-, hay que recordar que la infección por virus zika provoca un cuadro gripal y no es mortal; a la persona afectada habría que protegerla de las picaduras de mosquitos».

En este sentido, ha explicado que «el único medio de contagio es a través de un mosquito, es decir que una persona contagiada con el zika sea picada por un mosquito y que éste después pique a otra persona».

Asimismo, ha señalado que no se ha confirmado si puede haber transmisión materno-filial y que tampoco se ha confirmado la relación del virus zika con la microcefalia ni con afectaciones neurológicas, «aunque se está estudiando».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.