Josep Melià. | Redacción Digital

22

El PI quiere que las sentencias de divorcio resuelvan que los padres se queden con la custodia compartida de los hijos, algo que en la actualidad solo sucede en uno de cada cinco casos. El diputado del PI, Josep Melià, explica que esta petición responde a una demanda social y se pretende «favorecer el mayor interés de los hijos y promover la igualdad entre los progenitores».

La mayor parte de las sentencia de divorcio que se dictan en las Islas, el 79 por ciento de los casos, según datos del PI, otorgan la custodia individual de forma generalizada a la mujer, pero el PI cree que la evolución de la sociedad exige dotar de una nueva regulación que vele por los intereses de los menores.

En la exposición de motivos de la ley que han registrado en el Parlament, los representantes del PI apelan a la igualdad entre hombres y mujeres en todos los ámbitos de la vida.