El hospital de Son Espases cuenta con una gran infraestructura de personal administrativo y con un servicio informático de primer orden. La imagen muestra cuando en 2010 fueron trasladados desde Son Dureta a las nuevas dependencias. | Efe

El sistema informático del macrohospital de Son Espases está sufriendo, al menos desde el pasado viernes, una gran invasión de spam, nombre técnico de los correos basura. Buena parte de empleados han visto cómo en sus respectivos ordenadores entraba todo tipo de porquería informática, al parecer proveniente de muchas partes del planeta.

La dirección del centro intenta evitar que miles de correos sin control entren en su sistema informático. Salut niega que sea un virus.

Fuentes oficiales de la Conselleria de Salut achacan esta infección informática de spam a gran escala al hecho de que «el pasado 31 de diciembre expiró el contrato anti-spam que tenía firmado Son Espases con la empresa Microsoft y todavía no se ha formalizado otro nuevo con nadie».

Tal decisión de no renovar a la empresa que tiene el cerrojo del sistema interno ha provocado la invasión de los correos basura. Salut asegura que «en ningún caso peligra la seguridad y la integridad de los historiales y los expedientes médicos de todos los pacientes. Se trata de una penetración, no de que se hayan extraído datos confidenciales», proclaman estas fuentes oficiales de la Conselleria.

Este martes fue un día tenso en Son Espases. Representantes sindicales hablaron de «bloqueo informático sin justificar y dentro de un gran mutismo que ha afectado a médicos y a otros muchos empleados».