Avel·lí Casasnovas, en una imagen de archivo. | Gisela Salord

14

Efectivos de la Policía Judicial de la Guardia Civil han detenido este miércoles al exconcejal y expresidente del Partido Popular de Ciutadella, Avel·lí Casasnovas, y al constructor y presunto testaferro del exedil, Ildefonso Vinent.

El fiscal Anticorrupción Pedro Horrach, al frente del operativo, les acusa de los delitos de cohecho, malversación, fraude a la administración y blanqueo de dinero, en el marco de la Operación Pomada (caso Nerer), iniciada el 27 de abril con la detención del empresario Francesc Cavaller.

No se descartan nuevas detenciones a lo largo de las próximas horas.

La Fiscalía investiga una operación urbanística consistente en un acuerdo de permuta de inmuebles mediante el cual el Ayuntamiento adquirió la antigua casa señorial del siglo XVIII Can Saura Morell, propiedad de Nerer Inmobiliaria SA, a cambio de una parcela municipal situada en el Sector B8, junto a Sa Platja Gran.

Esta permuta fue aprobada por el Ajuntament de Ciutadella en diciembre de 2005.

Horrach se ha desplazado este miércoles a Menorca para dar continuidad a esta operación, iniciada el pasado mes de abril, en la que resultaron imputados tres empresarios de Ciutadella: Fernando Orfila y los hermanos Antonio y Francisco Cavaller Gener.

Agentes de la Policía Judicial y de la Guardia Civil -bajo la dirección del fiscal Horrach- llevaron a cabo a finales de abril registros en la empresa Edifincas Menorca, situada en la calle Muralla de Artrutx, en el centro urbano, y en las dependencias del área de Urbanismo del consistorio de Ciutadella.

En octubre de 2007, a propuesta del grupo municipal del PSM, el ayuntamiento de Ciutadella acordó crear una comisión de investigación, cuyas conclusiones fueron remitidas a la Fiscalía Anticorrupción.