Miquel Vidal, entre el secretario general, Andrés Ferrer, y la portavoz en Cort, Margalida Durán. | Joan Torres

6

El PP de Palma toma posiciones ante la elección del futuro presidente del partido y exige que todos los militantes de la formación puedan participar con la convocatoria de un congreso abierto en el que cada afiliado tenga un voto. Es una propuesta similar a la que han presentado otros sectores del PP, pero la novedad está en que este martes fue la Junta Territorial de Palma quien planteó abiertamente esta exigencia.

Los ‘populares’ palmesanos se reunieron por la tarde y han comenzado a moverse ante la celebración del congreso que debe elegir al sustituto de Miquel Vidal al frente del PP. La Junta, controlada por José María Rodríguez, quiere hacer valer su peso ya que se trata del municipio que aporta un mayor número de afiliados de Balears.

Además, la Junta de Palma acordó emplazar al partido a que apueste por el municipalismo y garantice una «adecuada» representación de las juntas locales. A las peticiones de los ‘populares’ palmesanos se suma otra de calado: la celebración de primarias para elegir a los candidatos a las instituciones, lo cual implica que el presidente del partido no sea necesariamente el candidato a president del Govern.

Las peticiones del PP de Palma incorporan también el principio de ‘una persona, un cargo’, la limitación de mandatos para los cargos públicos o la regulación clara de un sistema de incompatibilidades para asegurar una plena dedicación.