Truyol afirma que el nuevo sistema de recogida de trastos es más eficiente

| Palma |

Valorar:
preload
La presidenta de Emaya, Neus Truyol, durante la rueda de prensa que ha ofrecido la mañana de este viernes.

La presidenta de Emaya, Neus Truyol, durante la rueda de prensa que ha ofrecido la mañana de este viernes.

08-01-2016 | @ajuntpalma

La presidenta de Emaya, Neus Truyol, ha ofrecido este viernes un balance satisfactorio del nuevo sistema de recogida de trastos por barrios que lleva un mes en funcionamiento y ha explicado que supone recoger de forma adecuada el 75 % de los mismos, frente al 35 % que implicaba el anterior método.

Truyol ha anunciado que a partir del 13 de enero el Ajuntament de Palma empezará a interponer sanciones por los incumplimientos de las condiciones del servicio que supone que Emaya recoge trastos en determinados días de la semana asignados a cada zona de la ciudad.

Hasta que se puso en marcha el nuevo sistema, un 65 % de los trastos eran abandonados en la calle, ha informado el consistorio en un comunicado, en el que ha recordado que la ineficacia del método llevó a Emaya a diseñar uno nuevo.

Según los datos de la empresa municipal, en diciembre del año pasado se recogieron 238 toneladas de residuos abandonados en la calle de forma incontrolada mientras este año solo han sido 104,75 toneladas.

Desde el pasado 1 de diciembre, Emaya recoge los trastos y muebles viejos cada día en un barrio, según 5 áreas de recogida. Los objetos se deben depositar en la calle entre las 20 y las 22.00 horas del día que corresponde a su barrio y Emaya los recoge a partir de las 22:30 horas.

Con el nuevo método, Emaya ha recogido 309.590 kilos de trastos entre el 1 y el 30 de diciembre, con una media de 13,46 toneladas diarias.

Los objetos se deben depositar ante la puerta del domicilio o en el punto más cercano donde no obstaculicen el tráfico ni el paso de los peatones, en lugar visible para los servicios de recogida.

En las calles estrechas o sin acera o en las zonas rurales, en el punto accesible más cercano. No se deben depositar junto a los contenedores, porque pueden dificultar la recogida de los demás residuos y se fomenta la acumulación de suciedad en estos puntos.

Lo que recoge Emaya son muebles, puertas, persianas, maderas, colchones, bicicletas, cochecitos de niños, juegos infantiles voluminosos no electrónicos y vidrios de mesas o puertas si se depositan protegidos o embalados.

No recoge electrodomésticos ni aparatos eléctricos, escombros, sanitarios ni residuos especiales como fluorescentes, botes de pintura, cartuchos de tinta y baterías, que deben depositarse en los puntos verdes.

Tampoco se recogen las fracciones que van en contenedores específicos de papel y cartón, envases, vidrio y restos de poda.

Asimismo, Emaya mantiene una recogida domiciliaria exclusiva para las personas mayores de 65 años o con algún tipo de impedimento o limitación física que esté acreditada. Este servicio se solicita telefónicamente y se realiza sólo por las mañanas. Hasta ahora ha habido 151 solicitudes y se han recogido 4.086 kilos.

Para realizar este servicio, Emaya dispone cada tarde de recogida de 7 brigadas, compuestas cada una por 3 operarios (21 en total) y un camión.

Los controladores ambientales son una pieza clave del sistema, con 4 de ellos por noche asignados a la zona de recogida. Durante el día otros 9 realizan un trabajo de inspección e información para detectar incidentes e informar a los ciudadanos de las características del servicio.

Emaya continuará la campaña de concienciación e información ciudadana, con especial insistencia en algunos barrios y además potenciará el uso de los puntos verdes de Son Castelló y Sant Jordi.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.