El cabeza de lista de Més, durante el acto organizado en la biblioteca Josep Maria Llompart, en s’Escorxador de Palma. | Més per Mallorca

7

El candidato de Més per Mallorca al Congreso, Antoni Verger, ha defendido este viernes varias propuestas en materia cultural entre las que se encuentran una cuota de películas subtituladas o dobladas en lenguas distintas del castellano y rebajar el IVA cultural al 4%, entre otras medidas.

Así lo ha anunciado Verger en un acto organizado para mostrar «que la cultura es el eje vertebrador de una sociedad diversa e integradora», donde el candidato ha asegurado que «necesitamos una voz propia en Madrid que defienda nuestra cultura».

Més propone rebajar el IVA al 4% para todos los productos culturales y promover una cuota de películas «subtituladas o dobladas en lenguas distintas del castellano», además de «compensar los costes de la insularidad a las compañías teatrales y de danza, los grupos de música, a los promotores de exposiciones y muestras artísticas y, en general, a todos los sectores culturales, deportivos y de ocio».

También piden una fiscalidad específica para las producciones culturales isleñas; soportes para los creadores y las empresas; gratuidad de acceso a los museos estatales; rebajar la fiscalidad de los premios artísticos, literarios y becas de investigación; aumento de los recursos para inversiones en infraestructuras culturales propias; replanteamiento de la función de las televisiones públicas y refuerzo de su papel eminentemente informativo y cultural; cesión de las infraestructuras culturales de titularidad del Estado (museos, archivos, bibliotecas y teatros), con dotación adecuada y suficiente; retorno del patrimonio isleño de titularidad estatal; y promoción de iniciativas de los agentes y movimientos culturales juveniles.

El acto ha tenido lugar en la biblioteca Josep Maria Llompart, en s'Escorxador de Palma, para «defender que el Estado debe asumir y promover la riqueza de la diversidad cultural que tenemos en Balears y el gran potencial creador y humanizador».

«Reconocemos la cultura como la base de la ciudadanía y la libertad, como un estímulo a la participación ciudadana y, también, como una industria fundamental para mejorar las oportunidades de nuestros creadores y nuestras empresas culturales, y para conseguir la desestacionalización turística, para diversificar la economía y, por tanto, para crear nuevos puestos de trabajo, estables y de calidad», ha dicho Verger.