0

El Consell de Govern ha aprobado este viernes un decreto con el que modifica el reglamento de coordinación de policías locales para facilitar el nombramiento de un nuevo jefe de la Policía de Palma, cuerpo afectado por un caso de corrupción por el que están en prisión provisional nueve agentes.

El portavoz del ejecutivo, Marc Pons, ha explicado que el cambio cubre «el vacío normativo» que limitaba «la capacidad real de nombrar a los jefes de policía local», puesto que «no se especificaban las equivalencias necesarias y los criterios de selección».

Ha precisado que se trata de favorecer la elección como máximos responsables de los cuerpos municipales de policía de agentes de otros organismos públicos de seguridad, lo que permitirá al Ayuntamiento de Palma cumplir con su propósito de designar a un miembro de otra unidad policial.

Pons ha admitido que el cambio obedece a la petición del consistorio de la capital balear, aunque ha mantenido que resulta positivo para todos los ayuntamientos, porque «favorece la movilidad y hace posible que se pueda seleccionar con mayores garantías la mejor oferta».