Miembros del Pi presentens en el acto de campaña celebrado en Artà. | Proposta per les Illes

11

El candidato del Pi al Congreso de los Diputados, Jaume Font, se refirió la noche del domingo al trabajo que ha hecho la formación desde el Govern, el Consell o el ayuntamiento para mejorar la calidad de vida y los intereses de los artanencs durante el acto de campaña celebrado en el municipio. Font clamó contra la falta e proximidad de los partidos de obediencia estatal que una vez llegan al poder se olvidan de estar cerca de la ciudadanía
«Artà confía en el Pi y la formación tiene un firme compromisos con el municipio», dijo Font al inicio del acto de campaña en el que el candidato al Congreso recordó el trabajo desde el Consell para la reforma de Bellpuig; las enmiendas a los presupuestos del Govern para la compra de la finca Es Canons o la de la reforma de la escuela pública de na Caragol.

El alcalde de Artà, Tolo Gili, la diputada artanenca, Maria Antònia Sureda, y el vicepresidente del Pi, Antoni Pastor, acompañaron a Font en un acto en el que se reivindicó el municipalismo de la formación. «El Pi es un partido que está al lado de las personas, para conocer sus necesidades y dar una solución», dijo Font, quien recordó que «Ciudadanos proponía unificar ayuntamientos como si las sociedades fueran líneas sobre el papel, mientras que Podemos no tiene apenas representación en los pueblos de Balears».

Por otro lado, Font insistió en que las elecciones generales no son para votar al presidente del Gobierno, sino a los representantes de Balears en Madrid. «No vendrán ni Rivera ni Iglesias a luchar por Bellpuig, o por una mejora de la conectividad aérea», dijo Font, quien añadió que «del PP y del PSOE ya nos imaginamos qué nos espera después de 37 años ignorando a nuestra comunidad». Asimismo, insistió en que «es un partido de aquí, como el Pi, el que conoce las necesidades de Balears», y añadió que «tenemos la capacidad de ponerle remedio».

Noticias relacionadas