La falta de una zona llana y ancha por la que poder cruzar dificulta el paso a personas con movilidad reducida o que viajen cargadas. | J. Temes

12

Vecinos del barrio de Son Oliva alertan sobre el peligro que supone la falta de pasos a nivel a lo largo de las vías del tren de Sóller a su paso por la calle Concòrdia.

A pesar de que a la altura de Eusebi Estada sí que hay tramos en los que las vías se igualan con el asfalto para facilitar el tráfico de coches y viandantes, en esta calle en concreto los guardarraíles separan la circulación del tren de la del tráfico rodado. Los peatones, en cambio, han de cruzar de lado a lado de la calle atravesando las vías por pasos estrechos y sin pavimentar adecuadamente.

Por este motivo, los vecinos de la zona llevan años exigiéndole al Ajuntament que le ponga solución: «Si, por ejemplo, la persona que cruza es mayor y utiliza andador, las piedras le dificultan el paso en un lugar que es, de por sí, peligroso porque si viene el tren tienes que poder pasar rápido», explican algunos. La situación es similar cuando quien atraviesa las vías carga bolsas de la compra o un carrito de bebé.

En un primer momento, las quejas del vecindario parecían caer en saco roto, ya que «Cort afirmaba que la responsabilidad era del ferrocarril de Sóller y en Sóller nos decían que esto depende de Palma».

Después de entregar una instancia en la Conselleria d’Agricultura, Medi Ambient i Territori y de insistir «varias veces al año» al Ajuntament para que le ponga solución, uno de los vecinos denuncia «falta de atención» y explica que, sin embargo, lo importante para él no son los colores políticos: «Tenemos que mirar la parte práctica: somos el pueblo y queremos poder pasar». Afirma que Cort se ha comprometido a crear un paso a nivel estas navidades, pero también recuerda que la Regiduría de Mobilitat «cada año me dicen lo mismo».