Vista de Son Puig. | Joan Torres

26

La possessió de Son Puig, emblemática finca palmesana de 12.429 metros cuadrados en el barrio de La Vileta que iba a ser sede de la frustrada Televisió de Mallorca [M], tiene un nuevo propietario.

La mercantil mallorquina Happy Face Kinder pagó este martes 1,6 millones de euros para formalizar la operación ante notario, tras adjudicarse el inmueble en la segunda subasta por vía telemática organizada por la empresa valenciana subastanotarial.es.

Según confirmaron fuentes judiciales a Ultima Hora, Son Puig albergará a partir del próximo curso escolar, y una vez finalizadas las obras de reforma, un centro educativo de élite, donde se impartirán clases en varios idiomas a alumnos de Balears y del extranjero.

Noticias relacionadas

Los nuevos propietarios han afrontado la importante inversión, que podría superar los 2,5 millones con el convencimiento de que disponen de todos los permisos del Ajuntament de Palma para habilitar en la finca un colegio, es decir, que los usos actuales de la instalación no impiden las actividades educativas.