Inmigrantes cruzan la frontera entre Macedonia y Grecia cerca de Gevgelija en Macedonia hoy, 1 de septiembre de 2015. | VALDRIN XHEMAJ

131

Més per Mallorca se ha ofrecido este martes a acoger en los municipios de la isla que gobierna a refugiados que han escapado del conflicto armado en Siria o de otros países en crisis.

El próximo jueves presentará en el Ajuntament de Inca una moción para la acogida temporal de estas personas, según las capacidades del municipio.

A esta iniciativa solidaria se sumarán Calvià, Andratx y otros, ha precisado la formación política,

Més ha criticado también lo que considera «falta de sensibilidad y de interés de España para dar respuesta a esta situación de emergencia humanitaria".

Noticias relacionadas

La iniciativa es simiñar a la ya presentada por la alcaldesa Ada Colau en el Ajuntament de Barcelona.

Barcelona impulsará un registro de familias dispuestas a acoger refugiados

El Ajuntament de Barcelona impulsará un registro de familias dispuestas a ayudar o acoger a refugiados, según ha anunciado este martes el primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y Pisarello se han reunido con representantes de entidades y ONG especializadas en la acogida de personas para estudiar las medidas de acogida de refugiados que puede ofrecer la capital catalana, que se ha propuesto como «ciudad refugio».

La intención del ajuntament es hacer un registro de personas interesadas en ayudar a refugiados, una ayuda, que según Pisarello, «puede ser de diversas formas de apoyo», incluida la de proponer un alojamiento, ya que las entidades que atienden a los refugiados han mostrado la dificultad de alojar a más personas que piden asilo.

Otros municipios catalanes, como los barceloneses de Berga, Sant Feliu de Llobregat y Sabadell, también se han propuesto para ayudar en la acogida de personas refugiadas.

Pisarello ha recordado que el gobierno municipal trabajará para que Barcelona se convierta en una «ciudad refugio» y hará red con otras ciudades del área metropolitana, catalanas y del resto de España que manifiesten la misma voluntad.

El primer teniente de alcalde ha reclamado al Estado que «haga llegar más recursos a las ciudad para destinar a este ámbito» y que aumente las cuotas de refugiados que recibe.

A la reunión, han asistido miembros de la Red Asil.cat, ACSAR, CEAR, Accem Cat, Acathi y el Comité Catalán de ACNUR, además de representantes de CCOO, Cruz Roja, el Instituto Derechos Humanos de Cataluña y del Colegio de Abogados de Barcelona, entre otros.

A partir de esta primera reunión, y atendiendo a las necesidades de las entidades, el Ayuntamiento estudiará cómo reforzar la primera acogida, que incluye vivienda, asesoramiento legal, trabajo social, atención psicológica o servicios de traducción e intérpretes.

Pisarello ha informado que el ayuntamiento ya ha fortalecido el SAIER (Servicio de Atención al Inmigrante, Emigrante y Refugiado), donde el gobierno municipal ha duplicado la partida de alojamiento temporal de emergencia para 2015, pasando de los 100.000 hasta los 200.000 euros.

Este servicio municipal atendió, en el 2014, a 426 personas, mientras que en el primer semestre de 2015 ya ha atendido a 527 personas.