Don Felipe y doña Letizia asistieron la noche de este sábado a las fiestas de la barriada palmesana de Sant Agustí donde se celebró un concierto-cena solidario del cantautor mallorquín y amigo personal de los Reyes, Jaume Anglada, a beneficio de Cáritas y Aspanob. | Julián Aguirre

29

Felipe y Letizia asistieron la noche de este sábado a las fiestas de la barriada palmesana de Sant Agustí, en la explanada del club de vela Calanova, donde se celebró un concierto-cena solidario del cantautor mallorquín y amigo personal de los Reyes, Jaume Anglada, a beneficio de Cáritas y Aspanob.

Al igual que ocurriera el pasado año, en el que Ultima Hora lo publicó en primicia, los reyes Felipe y Letizia disfrutaron de la verbena como unos vecinos más en la gran pamboliada. Sin protocolos, ni servilletas bordadas, los ilustres vecinos de Marivent se sentaron en sillas de plástico y cenaron lo que todo el mundo, un pa amb oli mixto, de jamón y queso, con un refresco o agua. Les acompañaron sus amigos, tres matrimonios más, así como la mujer de Jaume Anglada, buena amiga de doña Letizia.

Los Reyes aparecieron al sonar las primeras acordes de la guitarra de Anglada, entre los aplausos de los asistentes, aunque ambos se mostraron discretos y sin querer llamar la atención.