El reparto de papeletas recibe una subvención aparte, además de la que logran los partidos en función de sus resultados en los comicios. | Efe

33

Los partidos políticos de Balears se repartirán más de dos millones de euros en subvenciones electorales. Es el dinero que les asigna la Administración en función de los resultados obtenidos y lo pagarán entre el Gobierno central y el autonómico.

El PP presupuestó 800.000 euros en Balears y tiene derecho a una subvención de 922.476 euros gracias a los resultados en las tres elecciones celebradas.

El presupuesto del PSIB era de unos 495.000 euros y podrá recuperarlos todos si los justifica debidamente. De hecho, con los resultados de las pasadas elecciones, los socialistas tienen derecho a una subvención de 608.200.

Dos formaciones políticas, el PI y Podemos, buscaron vías de financiación alternativas para no tener que recurrir a los bancos. Podemos calculó unos gastos iniciales de campaña de 100.000 euros, pero podría haber llegado hasta los 372.215 euros de gasto, que es lo que les corresponde de subvención.

El PI también evitó los bancos. El partido que dirige Jaume Font se financió gracias a créditos personales de sus cargos. Recuperarán prácticamente la totalidad de lo gastado porque les corresponden 160.700 euros.

Més hizo una campaña austera y gastó menos de lo que ahora le correspondería. Su presupuesto fue de 170.00 euros y ahora podría recibir 288.903. Pero si algún partido gastó poco fue Ciudadanos: su campaña costó 7.800 euros; ahora podría recibir 85.000.