Previous Next
78

Un centenar de manifestantes antitaurinos se ha congregado durante la tarde de este jueves ante la plaza de toros de Palma para pedir la prohibición de las corridas, con motivo de la faena que se celebraba en el coso de Ciutat.

Los manifestantes, situados tras un cordón de seguridad, han mostrado pancartas con mensajes que pedían la prohibición de las corridas, a la vez que lanzaban consignas contra los ciudadanos que se acercaban a las taquillas para sacar su entrada.

La fuerte presencia policial ha evitado que se produjesen altercados, aunque les enfrentamientos verbales entre aficionados a la tauromaquia y antitaurinos se han podido escuchar en varios momentos.

Noticias relacionadas

Entre las diferentes consignas lanzadas por los manifestantes se ha podido escuchar como recordaban a los aficionados que esta puede ser «la última corrida» en Palma, tras el anuncio de Cort de que el Govern podría estar planteándose promulgar una ley, similar a la catalana, para prohibir la actividad taurina en Balears.

Otros cánticos increpaban a los asistentes a la corrida diciendo que las entradas estaban «manchadas de sangre», pidiendo que no entrasen niños ni jóvenes a la plaza o, entre las más desagradables, aquellas que deseaban 'mala suerte' al torero.

Una vez dentro, un espontáneo antitaurino saltó a la arena segundos después de que Morante de la Puebla matara al primer toro de la noche. El individuo fue reducido por el personal de la plaza de toros de Palma ante la mirada incrédula del diestro y su cuadrilla