Vista de pájaro de la superficie en construcción del centro comercial de Ses Fontanelles. | Michel's

19

El alcalde del Ajuntament de Palma, José Hila, se ha reunido este jueves con los presidentes de Afedeco y Pimeco, Pau Bellinfante y Bernat Coll, en un encuentro que ha servido para analizar el estado de las obras y las tramitaciones de los permisos de los centros comerciales en Ses Fontanelles y en Coll d'en Rebassa.

Según un comunicado de Cort, Hila ha afirmado que su equipo de gobierno tiene «el compromiso de asegurar la legalidad y vigilar para hacer cumplir el interés general». Además, ha reiterado que el pequeño y mediando comercio de la ciudad tiene un papel «muy importante en la revitalización de Palma y sus barrios, así como en la creación de puestos de trabajo de calidad».

A la reunión también han asistido la regidora de Comercio, Joana Maria Adrover, y el teniente de alcalde de Modelo de Ciudad, Urbanismo y Vivienda Digna, Antoni Noguera. Este último ha criticado «la barra libre de grandes superficies comerciales que hubo durante la legislatura anterior».

Por otra parte, Noguera ha añadido que desde su área se están revisando todas las actuaciones anteriores para comprobar que estén dentro del marco de la legalidad. «Valoraremos los informes jurídicos y técnicos, y en base al interés general y en el estricto cumplimiento de la legalidad actuaremos en consecuencia si es necesario», ha asegurado.

El presidente de la Federació d'Empresaris de Comerç de Balears (Afedeco), Pau Bellinfante, ha reiterado la necesidad de revisar toda la documentación y los expedientes relacionados con la ampliación del centro comercial del Coll d'en Rabassa, S'Estada.

Por su parte, el presidente de patronal del Pequeño y Mediano Comercio de Mallorca (Pimeco), Bernat Coll, ha traslado al gobierno municipal que «el modelo de comercio de estos centros comerciales no son atractivos ni para los ciudadanos de aquí ni para los turistas y, además, destruyen mucho territorio».