8

El grupo parlamentario Proposta Per Les Illes (el PI) insta al Govern a regular el alquiler turístico en pisos y viviendas intermedianeras, que actualmente está «en situación alegal», y a hacerlo «cuanto antes» para dar solución a una oferta que «es real», ha reclamado el diputado Josep Melià.

El PI ha registrado una proposición no de ley en el Parlament instando al ejecutivo autonómico a modificar la Ley de Turismo de Baleares para regular este tipo de el alquiler turístico que actualmente la normativa prohíbe porque «es una realidad y hay muchas viviendas, pisos y casas entremedianeras a las que se ha condenado a una cierta ilegalidad y que no pueden continuar así».

Melià considera que Baleares, como potencia turística no puede renunciar a ningún segmento de oferta y es «evidente» que una parte del mercado quiere alojarse en este tipo de viviendas, por lo que «hay que darles una regulación y una solución porque es un mercado potencial muy importante, fomentado por las nuevas tecnologías», ha asegurado en una rueda de prensa.

La propuesta del PI supone que la Ley contemple la posibilidad de que estos dos tipos de vivienda que hoy están excluidos puedan alquilarse a turistas y que haya un control por parte de la Conselleria de Turismo mediante la obligatoriedad de una comunicación de los propietarios interesados.

También reclaman que la regulación contemple que los ayuntamientos puedan delimitar áreas donde sea posible el alquiler turístico en sus municipios y que se establezcan requisitos para garantizar una calidad mínima y que no se genere una oferta especulativa como consecuencia de este nuevo alquiler.

Melià ha detallado que la normativa debería contemplar requisitos como que las viviendas ya tengan una antigüedad determinada (que ha fijado en 5 años) para que no se construya nuevo parque urbanístico para alquilarlo.

El diputado del PI también pide que por ejemplo se establezcan tablas de correlación entre número de habitaciones, plazas disponibles y baños, para garantizar la calidad del servicio y que se fijen unas categorías, como las estrellas en los hoteles, para que el consumidor sepa a qué tipo de vivienda va.

«Son propuestas para la futura regulación, con las que intentamos dar solución ya a los posibles problemas que pueda comportar ese alquiler», ha dicho Melià, quien ha avanzado que si el Govern no incluye el alquiler de este tipo de viviendas cuando modifique la Ley de Turismo, su grupo parlamentario presentará alegaciones para incluirlo.

Melià ha recordado que varios estudios indican que entorno al 30 % de los turistas que llegan a Baleares se alojan en este tipo de residencias.

El diputado Jaume Font ha recalcado la necesidad de esta regulación porque «la realidad no se puede negar y hay que regularizar esta situación y pasar de las palabras a los hechos».

Font ha defendido que el alquiler turístico es beneficioso porque «supone un reparto de la riqueza mucho mayor que el rendimiento que ofrecen los hoteles». «Hay pueblos enteros que tienen vida gracias al alquiler turístico, que deja mucho dinero», ha recalcado.

«La intención es que cuanto antes mejor se acabe la prohibición y se haga una regulación consensuada, con diálogo con todos los sectores y se encuentre la fórmula más adecuada», ha pedido.