El juez José Castro tendrá a su cargo otro caso mediático. | Efe

5

El Juzgado de Instrucción número 3 de Palma ha registrado este lunes la querella que presentó el pasado jueves la Fiscalía Anticorrupción por el presunto amaño en la adjudicación del hospital son Espases, una causa que instruirá el juez titular, José Castro.

Al registrarse, a esta causa le ha correspondido el número de diligencias previas 2579, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB).

El Juzgado de Instrucción número 3 tiene como titular al juez José Castro, y cuenta además con una jueza de adscripción territorial de refuerzo, María Pascual, que se reparten los asuntos en función del número de diligencias. Al finalizar en 9, el caso Son Espases le corresponde a Castro.

La querella aun no se ha admitido a trámite, ha detallado el TSJIB.

Horrach presentó querella contra el expresidente del Govern balear Jaume Matas; el presidente de la constructora OHL, Juan Miguel Villar Mir, y otras seis personas por los presuntos delitos de prevaricación, falsedad documental y fraude a la administración en torno al concurso para adjudicar el hospital de referencia de la comunidad, con un presupuesto inicial de casi 780 millones de euros.

El resto de querellados son la exconsejera de Salud balear Aina Castillo, el ex director general del Servicio de Salud Sergio Beltrán, el propietario de la consultora Global PM, Jesús Peinado, el asesor de esa sociedad Luis Francisco Piña, el director de hospitales de OHL José Magán y el exgerente del PP Fernando Areal, cuñado de Matas.

Según el fiscal, que inició la investigación el año pasado, el mayor concurso público de Baleares fue manipulado y pervertido por orden de Matas, quien ostentaba «un control absoluto sobre el mismo», aunque falta por aclarar si se solicitaron y abonaron comisiones o sobornos.

El turno de reparto especial de las querellas planteadas por Anticorrupción ha vuelto a unir en el mismo proceso a Horrach y Castro, fiscal e instructor, respectivamente, del caso Palma Arena, que incluye entre sus 27 piezas el caso Nóos.

Aunque Castro iba a jubilarse forzosamente el próximo diciembre al cumplir los 70 años, recientemente anunció que se acogía a la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial para retrasar su retiro hasta los 72 años.

El juez y el fiscal del caso Nóos han protagonizado desencuentros públicos a través de sus escritos por sus discrepancias sobre la imputación de la infanta Cristina.