El conseller de Trabajo, Comercio e Industria, Iago Negueruela, ha manifestado este jueves que la coyuntura económica actual, a pesar de presentar datos positivos, aún supone «una situación frágil, que hace que no se consolide la fase expansiva, ya que no se ha trasladado ni en la mayor parte del tejido empresarial de las Islas, ni mucho menos, a sus trabajadores».

Así, según ha informado el Govern en un comunicado, Negueruela ha añadido, en una rueda de prensa en la que ha valorado los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), junto con el director general de Empleo y Economía, Llorenç Pou, que la contratación precaria que padece un gran número de ocupados en las Islas es equiparable a los inicios de los años 90.

De esta manera, el conseller ha manifestado que tan importante como la creación de empleo es la forma en que se crean estos puestos de trabajo y en qué condiciones. En este sentido, se ha alegrado por las personas que han encontrado un trabajo, pero ha afirmado que en ningún caso puede celebrar que la mayor parte de la contratación actual se haga en condiciones de precariedad.

En este punto, Negueruela se ha referido a los 50.000 trabajadores que tienen contrato de hasta 20 horas semanales, los cuales reciben «salarios de pobreza» y, por otro lado, ha mencionado a los a los 35.000 desempleados que no están inscritos en el Servicio de Ocupación de las Islas Baleares (SOIB), porque han dejado de cobrar prestaciones o porque no pueden acogerse a ninguna política de empleo que les ayude a mejorar su situación.

Finalmente, el conseller de Trabajo ha apuntado el compromiso a hacer esfuerzos para recuperar los servicios de orientación, formación e intermediación para que el SOIB sea útil a sus usuarios.