3

El Ayuntamiento de Palma hará una planificación global de las subvenciones a entidades cívicas, con la intención de unificar criterios y simplificar su tramitación y con el compromiso de convocarlas a principios del año al que correspondan, ha informado este miércoles la portavoz, Neus Truyol.

Tras la reunión de la junta de gobierno del consistorio, Truyol ha explicado que se han aprobado dos bases de subvención para entidades juveniles, (una para entidades formales y otra informales), por 49.000 euros cada una de ellas.

Ha sido ante la necesidad de dar trámite a mediados de julio a estas subvenciones correspondientes a todo el año cuando el equipo de gobierno ha detectado la necesidad de agilizar el proceso. «No nos podemos permitir que comience el proceso de adjudicación en julio», ha dicho Truyol, que ha defendido la labor que realizan las entidades ciudadanas.

«Hemos decidido revisar el procedimiento de las subvenciones para clarificarlo porque las entidades se han quejado y han pedido que se simplifique y aclare», ha dicho Truyol, que considera a dichos organismos «agentes activos de mejora de la ciudad» por lo que cree necesario evitar su burocratización.

Cort promoverá controles estrictos en la concesión de subvenciones y no se plantea recuperar las ayudas nominales, pero trabajará para simplificarlas «que sean dinámicas y aporten democracia», ha dicho Truyol.

La revisión del proceso de tramitación de las subvenciones se liderará desde las concejalías de Hacienda y Participación, que contactarán con todas las áreas que conceden ayudas a entidades «para unificar criterios y que todas las subvenciones anuales saquen las bases a principios de año».

Tendrán que evaluar el reglamento aprobado la pasada legislatura y modificarlo. Con el sistema actual, cada concejalía decide cuando publica las bases de licitación y «hay diversidad de criterios y falta planificación», ha denunciado la portavoz municipal.

La junta de gobierno municipal ha aprobado también hoy la prórroga del contrato del servicio social complementario de comida para equipamientos, que sirve alimentos a los centros de acogida y fue «muy polémico» en la pasada legislatura porque se denunciaron carencias e irregularidades.

«Nos vemos en el imperativo de prorrogarlo porque no hemos tenido tiempo en un mes de cambiarlo», ha dicho la también teniente de alcalde de Ecología, Agricultura y Bienestar Animal, que se ha comprometido a incrementar los controles en los próximos pliegos y que se mejore la calidad.

Cort ha parado además la licitación de los servicios informáticos que estaba en tramitación, para poder definir mejor las necesidades reales informáticas del Ayuntamiento.

Después de que en la pasada legislatura se prorrogara un año el contrato con T-systems, había un borrador de licitación que es lo que ahora se ha paralizado y Truyol ha señalado que Cort opta por «elaborar un mapa de necesidades para adecuar los contratos que se desarrollarán, basándolos en un informe técnico».

Truyol ha adelantado que hay desajustes entre algunas de las necesidades que detectan los técnicos y lo que recogen los pliegos y ha admitido que no dará tiempo a licitar un nuevo contrato antes del 30 de septiembre.

La junta de gobierno ha prorrogado también el proyecto de mediación para la convivencia, un programa para fomentar el civismo. Lo financia habitualmente el Govern, pero ante la reciente constitución del ejecutivo autonómico, el Ayuntamiento ha aprobado una partida propia para cubrir este servicio del 1 de agosto al 30 de noviembre.

También se ha aprobado la retirada (desafección) de 70.000 euros destinados al servicio de comida a domicilio que desarrolla Cruz Roja, porque se han servido menos comidas de las previstas. Se destinarán también a cubrir necesidades básicas, ha anticipado la portavoz.