Previous Next
44

El PI respondió este viernes a las encuestas, que les colocan al borde de las instituciones, con un contundente acto que congregó a más de 1.500 personas y en el que los dirigentes de la formación dejaron claras cuáles son sus condiciones para llegar a acuerdos tras las elecciones.

Jaume Font, candidato de la formación al Parlament, aseguró que su partido solo pactará con las formaciones que defiendan y respeten Balears. Puso sobre la mesa la mejora de la financiación y la aprobación de un nuevo régimen especial como condición indispensable para llegar a acuerdos.

El candidato de la formación al Consell, Antoni Pastor, fue más directo en sus críticas al PP. Aseguró que la base del PI es el diálogo y el consenso y alertó de que, con el actual panorama político, en el que se dibuja una alianza entre Bauzá y Ciudadanos, el PI es «imprescindible». Se mostró convencido de que el PP y el partido de Pericay ya han llegado a un acuerdo.

El candidato a Palma, Antoni Fuster, insistió en que es imprescindible que se apruebe una moratoria de grandes superficies para recuperar los comercios del centro de las ciudades.

El presidente del PI en Mallorca, Josep Meliá, también se dirigió a los asistentes para defender el proyecto del partido, «un proyecto sólido, solvente, potente y con ideas. Nosotros no somos una marca vacía; somos y partido lleno de personas que luchan por defender lo mejor para las personas de su pueblo», afirmó en su discurso.