8

CCOO ha denunciado este miércoles una nueva forma de «contratación» por parte del Consell de Mallorca, que ha clalificado de «semiesclavitud», a través de «trabajos de colaboración social» que «obliga a los perceptores de desempleo o de ayudas a trabajar continuando en el paro».

«De cómo trabajar en la Administración y continuar estando en paro», titula el comunicado de CCOO, en el que explica que se trata de una «modalidad que ha desenterrado el Consell» de ley de Función Pública de 1982.

«Gente parada trabajando. Una forma intolerable de relación laboral que se aprovecha de las situaciones desesperadas de trabajadores con paro de larga duración y con situación de debilidad extrema», insiste el sindicato, para quien esta modalidad supone «una nueva forma de semiesclavitud».

En concreto, se refiere a que por la vía Función Pública el Consell de Mallorca ha «contratado» a una encargada (técnico superior), dos oficiales (capataz) y 6 peones para la limpieza del bosque de Raixa, que trabajan en las señaladas condiciones desde enero de este año y hasta ahora no han recibido el total de las retribuciones que les corresponden.

La fórmula «perversa» consiste en que estos trabajadores están «contratados» con la fórmula de trabajo de colaboración social, pero continúan de alta como parados, con lo que se les impide dedicarse a la búsqueda de empleo aunque estén trabajando y agotando sus prestaciones sin cotizar por el paro.

El Consell les paga la diferencia entre la prestación por desempleo y la base de cotización de cuando trabajaban, que normalmente es más baja de las categorías similares al cargo que desempeñan, detalla el sindicato.

La Administración contratante cotiza solo por accidentes de trabajo y enfermedad profesional, con lo que estos trabajos de colaboración social «no pueden dar pie a nueva prestación por desempleo».

El sindicato apunta también que la función que realizan estas personas en Raixa corresponde a las brigadas forestales del Departamento de Medio Ambiente del Consell, donde existen ya contratados laborales, que desempeñan las funciones de los trabajadores afectados.

Ante esta situación, CCOO exige, entre otras peticiones, que estas contrataciones se hagan con las mismas condiciones, salarios y categorías de los empleados que actualmente forman la plantilla del Consell de Mallorca, que se les contrate con la fórmula que figura en los acuerdos entre el Govern y CCOO en el Plan de Empleo de Balears de 2014 a 2017 para fomentar el empleo de los mayores de 45 años y parados de larga duración.

Además, que mientras continúe esta situación de relación laboral, el Consell se haga cargo de los mínimos que marca la ley, como el pago de kilometraje por desplazamiento, vigilancia de la salud, formación y adecuación del trabajo a las condiciones individuales, toda vez que la mayoría de estos trabajadores son mayores de 45 años.