Funncionarios de la Direcció General de Serveis Socials denuncian que en el garaje donde están los archivos se ha producido una fuga de aguas fecales.

3

Funcionarios de la Direcció General de Serveis Socials denunciaron este jueves que los archivos de los expedientes de ayudas a la dependencia están poco protegidos y custodiados en un espacio inadecuado.

El problema ha surgido con el traslado de la dirección general desde un inmueble de Via Alemany a las nuevas instalaciones ubicadas en la Avinguda Gabriel Alomar i Villalonga. El traslado se inició el pasado 9 de enero y concluirá la próxima semana.

Las nuevas instalaciones, que suponen un ahorro de más de 300.000 euros para el Govern, ya que ahora están ubicadas en un edificio propio y no alquilado como anteriorment, tienen una planta sótano en el que se ha instalado el archivo.

«Es un garaje poco adecuado», denuncian varios funcionarios y añaden que, «los primeros días ya tuvimos una fuga de aguas fecales y el olor es nauseabundo».

Los denunciantes mantienen que es un espacio poco seguro para guardar archivos protegidos, y que el acceso al mismo no requiere las condiciones necesarias para garantizar un buen servicio.

El director general de Serveis Socials, Rafael Romero, explicó que han tenido que poner en marcha una serie de mejoras para adecuar el archivo. «Estamos en pleno proceso de traslado y no finalizará hasta inicios de la próxima semana», recordó Romero. «Cuando todo esté bien instalado y terminada la puesta a punto, el espacio del que dispondremos será mucho mejor», añadió el director general.