El presidente de Palau de Congressos, Álvaro Gijón. | Jaume Morey

9

Barceló mantiene su interés en gestionar el Palacio de Congresos y el hotel anexo, pese a que se ha paralizado el proceso de adjudicación a la espera de informes jurídicos. MÉS hizo público el informe de tasación de julio de 2013, en el que las técnicas advertían que su validez era de seis meses y reconocían que no habían empleado el método más adecuado para elaborarlo.

Fuentes del Grupo Barceló manifestaron que Palau de Congressos S.A. aún no les ha comunicado nada, y que conocen la paralización del proceso por la prensa. Aunque esperan que la adjudicación se resuelva positivamente, reconocen que habrá retrasos e incluso podrían perder congresos comprometidos.

Las mismas fuentes aseguraron que no se han planteado la posibilidad de emprender acciones legales contra Palau de Congressos y que en todo momento han mantenido un tono cordial.

Noticias relacionadas

No lo fue tanto el editorial del diario El Mundo de Baleares, que preside el hotelero Gabriel Barceló, que culpaba este jueves al alcalde Mateo Isern de «haber sucumbido finalmente a la presión del Grupo Serra y de la oposición municipal, que no pueden tolerar bajo ningún concepto que el Grupo Barceló se haya llevado la adjudicación». También acusaba a MÉS y al PSIB de guiarse «por su rabia hacia las cadenas hoteleras».

La paralización de la adjudicación generó este jueves muchas reacciones. La presidenta de la CAEB, Carmen Planas, deseó «que se solucione cuanto antes. El Palacio de Congresos es una infraestructura muy positiva para la economía de Mallorca y ayudará a solventar la estacionalidad».

El president del Govern, José Ramón Bauzá, defendió que el proceso de adjudicación ha sido transparente.

Por su parte, PSIB-PSOE, MÉS y Som Palma criticaron la gestión del PP . El socialista Andreu Alcover reiteró que «los pliegos de Palacio de Congresos eran nocivos para el interés público y queda demostrado, ni siquiera el equipo de gobierno es capaz de garantizar que la adjudicación no perjudica el interés público». El portavoz de MÉS, Antoni Verger, aseguró que las administraciones han estado a punto de entregar a Barceló el hotel a un precio por debajo de mercado. Som Palma expresó su satisfacción por la paralización, pero acusó al PP de dejar una «chapuza».