Los alquileres se han convertido en uno de los pocos sectores que aún dan rentabilidad tras la crisis inmobiliaria y, aunque en la capital balear los pisos vacíos han descendido el número de inmuebles sin inquilinos se sitúa en 16.396 viviendas, lo que supone un 9% del total de viviendas de la ciudad. | Redacción Local

5

No alquilar los pisos vacíos a estudiantes en Palma de Mallorca supone una pérdida para sus propietarios de 4.820.424 al mes, según cálculos Uniplaces.

Los alquileres se han convertido en uno de los pocos sectores que aún dan rentabilidad tras la crisis inmobiliaria y, aunque en la capital balear los pisos vacíos han descendido el número de inmuebles sin inquilinos se sitúa en 16.396 viviendas, lo que supone un 9% del total de viviendas de la ciudad.

Desde Uniplaces han afirmado que «en una ciudad universitaria como Palma es fácil encontrar estudiantes que alquilen pisos y habitaciones por lo que muchos de esos inmuebles vacíos podrían generar beneficios rápidamente».

Además, aseguran que «los estudiantes son uno de los mejores colectivos para alquilar viviendas porque pagan de manera puntual y tienen periodos de estancia largos, coincidiendo con los cursos académicos».

En su conjunto, las Illes Balears tienen 71.255 viviendas vacías, lo que supone un 2,1% del total de inmuebles vacíos de todo el país. Si estas residencias se alquilasen, la Comunidad podría generar más de 20 millones de euros de beneficios.

Con todo, desde Uniplaces aseguran que «en ciudades que cuentan con universidades es bastante fácil dar salida a los pisos alquilándolos a estudiantes», por lo que «los propietarios deberían plantearse esta opción como forma más segura de rentar sus inmuebles para obtener beneficios».