Este Viernes Santo las temperaturas han propiciado que muchos se acerque a la playa. | Julián Aguirre

3

La entrada de aire frío de componente norte a partir de este sábado provocará un descenso progresivo de los termómetros y un aumento de la inestabilidad que traerá un fin de semana pasado por agua en buena parte de la Península.

Según el parte de la Agencia Estatal de Meteorología, el descenso de temperaturas será mañana acusado en la mitad norte y centro de la península.

Se esperan precipitaciones débiles en el norte y el centro, más probables en el Cantábrico oriental y cara norte de los Pirineos.

La inestabilidad se irá extendiendo hacia el tercio oriental, centro de la península y Balears, con nubes que dejarán chubascos y tormentas puntualmente fuertes.

El domingo continuarán los chubascos y tormentas, que podrían ser en momentos fuertes en el cuadrante suroeste peninsular, este de Cataluña y Balears.

En Canarias el flujo de viento del norte provocará la formación de nubes bajas en el norte de las islas de mayor relieve, con posibilidad de lluvias débiles y un descenso de las temperaturas.