0

El conseller de MÉS en el Consell de Mallorca, Miquel Ensenyat, ha acusado a la presidenta de la institución insular, Maria Salom, de haber gobernado una legislatura caracterizada «por el inmovilismo total y absoluto».

Ensenyat ha realizado estas afirmaciones durante el último debate de política general del Consell de Mallorca de esta legislatura, informa en una nota de prensa MÉS.

Ha iniciado su alocución diciendo que este debate «es un paripé poco efectivo» y que en él «hay mucha gente que debe de tener cosas que decir», por lo que ha propuesto reformularlo para «dar voz a entidades y ciudadanos».

El conseller insular de MÉS ha criticado la gestión política del Consell en esta legislatura, así como la de bienestar social, ámbito en el que ha acusado al gobierno del PP de haber «reducido los programas sociales en un modelo puramente asistencialista».

«Si tuviéramos que resumir con una frase esta legislatura yo le volvería decir que ustedes han estado de 'manos caídas' a esperar la reactivación económica. No quiero decir que no hayan hecho nada, pero han hecho el mínimo», ha afirmado Ensenyat.

Sin embargo, ha reconocido «dos méritos» de Salom, haber gobernado en tiempos muy difíciles y «no haber perdido el tiempo en polémicas absurdas y estériles» como si ha hecho el Govern.

«En todo caso, creo que los mallorquines y mallorquinas no esperaban una presidenta que se quedará con 'las manos caídas'. Esperaban una presidenta valiente, ambiciosa, no en el sentido peyorativo de la palabra, sino en vocación de servicio» ha dicho Ensenyat.

En su opinión, los mallorquines «esperaban un Consell que habría podido ser un motor en el proceso de transformación social y económica de Mallorca y, por el contrario, ha sido un sujeto pasivo».