Catalina Cirer y Joan Huguet, este viernes en los juzgados. | M. À. Cañellas

4

La exalcaldesa de Palma Catalina Cirer y el exdiputado Joan Huguet han asegurado este viernes ante el juez José Castro que desconocían la presunta financiación ilegal del PP balear que investiga el titular del juzgado de instrucción 3 en el marco del caso Palma Arena.

Cirer, que ha declarado como testigo, ha señalado después que esta «nerviosa, un poco inquieta», ante la situación en la que le ha puesto el exconcejal de Urbanismo Rodrigo de Santos, que declaró que ella conocía las presiones del empresario Antonio Pinal para obtener contratos públicos que compensaran la donación que presuntamente había hecho para la adquisición y reforma de la sede del PP balear.

«Estoy tranquila en todas las actuaciones que hemos llevado a cabo», ha dicho a los periodistas sobre su etapa como alcaldesa de Palma de 2003 a 2007.

Cirer ha dicho que está «convencida» de que su partido no recurrió a métodos ilegales de financiación, «pero hay un procedimiento judicial abierto» que es el que determinará los hechos, ha puntualizado.

Huguet, que ha testificado tras su compañera de partido durante apenas 10 minutos, también ha afirmado que «en absoluto» tiene conocimiento de el PP se haya financiado de forma ilegal.

El exdiputado, a quien De Santos señaló como la persona que le presentó a Pinal como un empresario afín al partido, ha afirmado que está «bien tranquilo porque no hay nada que esconder».

Preguntado sobre si tiene certeza de que el PP no se ha financiado con aportaciones en negro de empresarios, ha aseverado: «Yo respondo de mis actos».