Demostración de una terapia con perros en el hospital Sant Joan de Déu. | Pere Bota

1

La intervención terapéutica asistida con animales es un modelo de tratamiento que ayuda a la rehabilitación neuropsicológica. Su objetivo es mejorar la calidad emocional y la seguridad en pacientes que han perdido la motivación por encontrarse hospitalizados, o tener que afrontar situaciones complejas como una enfermedad crónica o un proceso neurológico.

En una concepción integral de la salud cada día son más los profesionales y los centros sanitarios que demuestran interés por conocer y aumentar sus líneas de actuación con este tipo de terapias conocidas como complementarias.

Francisco J. Lozano, coordinador de la unidad de intervenciones terapéuticas asistidas con animales del Programa ANIMALNEN del hospital materno-infantil Sant Joan de Déu de Barcelona, destaca la importancia de los animales, en este caso de los perros, como recurso terapéutico y señaló que los pacientes están «más motivados, más comunicativos y gestión mucho mejor sus emociones».

Los animales, en este caso los perros, proporcionan al paciente una fuente de sosiego, que hace que se sientan seguros con ellos.

También incrementa la actividad física y mejora las habilidades motoras, el equilibrio y la coordinación, además de disminuir el estrés, la tensión arterial y la frecuencia cardíaca, previniendo y ayudando en una recuperación más rápida, según explican los expertos.