El stand de Balears ha sido fiel reflejo del incremento de los contactos entre hoteleros y touroperadores durante toda la feria de Berlín. | R.C

16

Todos los touroperadores alemanes están inmersos en estos momentos en operaciones de compraventa de hoteles en Mallorca, Menorca, Eivissa y Formentera, compitiendo en esta estrategia con las medianas y pequeñas cadenas hoteleras de las Islas.

La mejora del producto turístico, el aumento de categoría de los establecimientos y el asegurarse el mayor número de camas posibles para los dos próximos años, son las causas que justifican este cambio de tendencia.

«Se trata de una cuestión estratégica de los touroperadores que tienen una gran solvencia económica. El objetivo es que quieren dar la máxima satisfacción de sus clientes, de ahí que han optado en los dos últimos años en comprar establecimientos, cuya inversión global supera ya en todas las Islas los 500 millones de euros. Todos los touroperadores se interesan ahora por la hotelería balear, lo cual demuestra que se están haciendo bien las cosas», señalaban este viernesvarios representantes de grupos turísticos alemanes en la ITB.


Por otra parte, la importante demanda en la Platja de Palma, los touroperadores, entre ellos TUI, piden que se mejore la seguridad. «Los turistas tienen percepción en algunos enclaves de no estar seguros. Hay que invertir más en presencia policial y erradicar los trileros y la venta ambulante en la Platja de Palma», apunta el presidente de TUI-Alemania, Christian Clemens.