La portavoz del Govern, Nuria Riera. | ARCHIVO

10

La consellera portavoz del Govern, Núria Riera, aseguró este viernes que «los plazos son los que son» y que en el caso de que no saliera adelante la propuesta del PP que, a través de una enmienda a una incoativa socialista, modifica la Ley del Buen Gobierno «no pasa nada» ya que la norma vigente, además de la ley estatal, «garantiza la transparencia».

La vigente Ley del Buen Gobierno, aprobada por el anterior Govern en el último pleno de la pasada legislatura, establece un mecanismo de controles que el propio PSIB, que la impulsó, consideró insuficientes y por eso presentó una alternativa que luego el Partido Popular anuló con una enmienda que ha causado mucha polémica por rebajar las incompatibilidades y dejar la puerta abierta a que futuros altos cargos puedan mantener sus negocios.

La oposición ha señalado que la propuesta del PP es una «chapuza intramitable». De hecho, los propios ‘populares' dieron a entender que el proyecto había entrado en vía muerta, aunque lo atribuyeron al escaso tiempo que queda para que se agote la legislatura.

Riera dijo que no «todo dependerá de los plazos» y abogó por «buscar el consenso».

Hasta ahora, sin embargo, el PP ha actuado por su cuenta sin buscar el acuerdo con el la oposición política.