18

El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma José Castro ha registrado esta mañana en el Tribunal Superior de Justícia de les Illes Balears (TSJIB) un escrito, dirigido a su sala de gobierno, en el que solicita que, cuando acaezca su jubilación forzosa por cumplimiento de la edad, prevista para diciembre de 2015, sea nombrado Magistrado emérito.

En su petición, Castro condiciona tal nombramiento a que se le permita proseguir la instrucción de las diligencias previas 2677/2008, conocidas como caso Palma Arena, que está dividido en 27 piezas de las que 19 continúan en fase de instrucción, hasta su conclusión, con renuncia del tiempo que pueda restar hasta el vencimiento del plazo para el que fue nombrado.

La decisión final corresponde al Consejo General del Poder Judicial previa propuesta de la sala de gobierno del TSJIB.

Se trata de una posibilidad contemplada por la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ), que establece en su artículo 200.4 que los miembros de la Carrera Judicial jubilados por edad que sean nombrados para continuar en su puesto tendrán la consideración y tratamiento de magistrados eméritos, una situación en la que podrán permanecer hasta los 75 años con el tratamiento retributivo de los magistrados suplentes.