El Govern reconoce haber despedido a 2.981 empleados públicos entre 2011 y 2013

39

La Federación de Servicios Públicos (FSP) de UGT Balears estima que, desde julio de 2011 a enero de 2014, unas 6.100 personas se han quedado sin trabajo en la Administración (local, autonómica o estatal), incluyendo al personal de las empresas públicas, fundaciones y sociedades mercantiles públicas. También los funcionarios han sufrido recortes salariales de hasta un 25 % de su sueldo en los últimos cuatro años.

El Ejecutivo que preside José Ramón Bauzá reconoció que, en los dos primeros años de legislatura, ha despedido a 2.891 empleados públicos (no funcionarios de carrera), de los cuales un 40 % trabajaban en el área de sanidad, un 23 % en educación y un 21,7 % en empresas públicas y fundaciones.

Así lo indicaba el propio Govern en el ‘Balance de dos años de la Administración autonómica (2011-2013)’, en los cuales se llevó a cabo una racionalizión de este sector, adoptando medidas de austeridad y de recortes con los que se han ahorrado 228,8 millones de euros a las arcas municipales. En concreto, de los 228,8 millones de euros, 128,8 se han ahorrado en el pago de nóminas y los otros 100 millones de euros en la ampliación de la jornada laboral de 35 a 37,5 horas.

Las medidas de ahorro del Govern han significado para la Comunitat un ahorro de 34 millones de euros con los recortes en el área de sanidad y de 20,7 millones de euros en personal educativo. A estos recortes hay que sumar los llevados a cabo por las Administraciones locales y los ejecutados por la estatal. Balears es la tercera comunidad con menos empleados públicos respecto a su población activa con un 17 % del total de personas que trabajan en Balears.