Los promotores inmobiliarios critican que en 16 años Cort solo ha rehabilitado un bloque de ‘Corea'. | T. Ayuga

13

La Asociación Empresarial de Promotores Inmobiliarios de Balears (Proimba) pide que la revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) permita construir 39.000 viviendas en Palma, 30.000 más de lo que prevé el avance que ha presentado Cort.

El presidente de Proimba, José Luis Guillén, explicó que se debe calificar como mínimo el triple de suelo necesario durante los próximos 10-15 años, ya que así lo establecen la comisión de expertos del Ministerio de Obras Públicas, y el Tribunal de Defensa de la Competencia.

Argumentó que realmente se utilizará el 40 % del suelo calificado (unas 15.000 viviendas). Así se evita la especulación y la creación de otra burbuja inmobiliaria. Los promotores piden más suelo para vivienda y aumentar la edificabilidad para aprovechar el suelo.

El avance del PGOU prevé 40 viviendas por hectáreas, mientras que la densidad media del suelo consolidado de Palma es de 139 viviendas; en algunos barrios que se propone rehabilitar y esponjar llega a 400 viviendas por hectárea.

Los promotores creen que lo conveniente serían 75 inmuebles por hectárea.

Sin embargo, el Plan Territorial de Mallorca (PTM) impide que se apruebe la construcción de viviendas que demandan los promotores, motivo por el que solicitan la paralización de la revisión del PGOU hasta que el Consell de Mallorca modifique el PTM.