La promotora Playa de Mallorca en 1988 era propietaria de 33,3 hectáreas en esa humedal. | S. Amengual

3

El Tribunal Supremo ha cerrado la última vía jurídica que tenía el Govern para paralizar el pago de 21 millones de euros en concepto de indemnización a una promotora por la declaración en 1988 de s’Albufera como parque natural.

Una sentencia dictada por la Sección Sexta del Alto Tribunal, de la que fue ponente el magistrado José María del Riego, desestimó el recurso de casación de la Abogacía del Comunitat Autònoma contra la ejecución provisional de la resolución del Supremo que obligaba al Govern a abonar la indemnización a la promotora Playa de Mallorca SA.

El Ejecutivo balear ya está pagando a plazos la elevada indemnización fijada tanto por el Tribunal Superior de Justicia de Balears como por el Supremo.

El Supremo falló a favor de la promotora, propietario de unos terrenos en s’Albufera urbanizables, en los que estaba previsto la construcción de hoteles y chalets, al entender que se había vulnerado la ley estatal de Espacios Naturales protegidos y el decreto autonómico de declaración del parque.