2

Un 49,5 % de los asalariados de Baleares tiene un trabajo temporal, indefinido a jornada parcial o bien discontinuo, ha informado CCOO según un estudio realizado a partir de los datos de la Encuesta de Población Activa correspondientes al tercer trimestre de 2014.

El sindicado CCOO considera que el dato refleja una precarización del empleo, en sustitución del trabajo de calidad, ha informado en un comunicado.

El gabinete técnico de CCOO en Baleares ha calculado que los diferentes tipos de trabajo atípico representan el 49,5 % de la ocupación asalariada de las islas, donde la temporalidad afecta al 28 % de los trabajadores.

El siguiente grupo por importancia son los fijos discontinuos, el 13,4 %, seguidos de quienes trabajan a tiempo parcial, un 8 %.

Además, el 70 % de los trabajadores que prestan sus servicios a tiempo parcial no lo hacen por una decisión propia, sino por resignación, ante la imposibilidad de encontrar un empleo a tiempo completo.

En comparación con 2013, la precariedad gana terreno empujada tanto por una mayor flexibilidad de la contratación indefinida, con 7.300 empleos más a jornada parcial y un 27,1 % de incremento; como por una significativa destrucción de trabajo indefinido a tiempo completo, con 6.900 empleados menos e este tipo, lo que supone un descenso del 3,1 %.

CCOO considera que los datos constatan que en el último año el mercado laboral de las islas «no sólo no ha incrementado la demanda de trabajadores, sino que además se está sustituyendo parte del trabajo de más calidad por trabajo parcial».

Cuantificado en términos de jornada completa, el resultado es que hay menos empleo.

En números absolutos, la vulnerabilidad laboral afecta 212.200 personas asalariadas de un total de 428.900 y la proporción de trabajo flexible se eleva en un año en 1,8 puntos porcentuales.

CCOO ha denunciado que mientras se destruye empleo a tiempo completo, tanto indefinido como temporal, las nuevas ocupaciones creadas en el último año son indefinidas con jornada parcial o indefinidos discontinuos «lo que es una muestra más de la precarización de las condiciones laborales».

El sindicato ha asegurado que estos datos indican que «la publicidad del discurso del Govern sobre la recuperación económica no es tal», dado que no la perciben los trabajadores.

«Solo estamos asistiendo a una desregularización del mercado de trabajo que pretende acabar con los derechos laborales y el bienestar social de la ciudadanía», señala la nota.

CCOO considera que los datos reflejan «la poca confianza económica que tienen los empresarios baleares ya que, de nuevo, en plena temporada turística, no han apostado por las contrataciones estables y de calidad, y se han limitado únicamente a cubrir sus necesidades a bajo coste».