Los profesionales del sector pesquero podrán ofrecer un servicio complementario, como el de subir a turistas a bordo para que vean cómo se faena en alta mar. | CAIB

6

La Conselleria d’Agricultura, Medi Ambient i Territori ultima la redacción de dos decretos que permitirán a los profesionales del sector de la pesca diversificar la propia actividad mediante el desarrollo de servicios complementarios enfocados al turismo y a la venta directa de parte de sus capturas.

El conseller Biel Company presentará este miércoles al Consell Pesquer de les Illes Balears una primera propuesta para consensuar dos decretos que desarrollan la Ley de Pesca aprobada hace un año y regulan el «turismo marinero» y «primera venta de productos pesqueros».

La primera de las dos normativas tiene por objeto regular el turismo marinero como conjunto de actividades complementarias vinculadas a la pesca o a la acuicultura, con la finalidad de conseguir la diversificación económica del sector pesquero y la promoción de sus productos.

Como ejemplo de turismo pesquero se incluirían la salida en barcas de pesca para conocer de primera mano cómo se llevan a cabo trabajos como el del calado de redes. En cuanto al apartado de turismo acuícola, tendrían cabida en él las visitas guiadas a piscifactorías, bateas o mejilloneras.

En cuanto al decreto de primera venta de productos pesqueros, la propuesta permitirá la venta de hasta 30 kilos o 50 euros diarios a particulares desde la misma embarcación.