Jane King llegando al juzgado esta mañana junto a su abogado, Eduardo Valdivia. | M. À. Cañellas

9

La ex secretaria general de la Vicepresidencia del Govern Jane King ha admitido hoy ante el juez José Castro que autorizó el pago fraccionado en ocho facturas de los trabajos para la presentación del proyecto de ópera de Santiago Calatrava porque se lo ordenó el exjefe del ejecutivo Jaume Matas.

King, que ha declarado como imputada en la pieza del caso Palma Arena que investiga las presuntas irregularidades en la contratación del proyecto de teatro al arquitecto valenciano, ha detallado que la orden de Matas se la transmitió la que era su secretaria, Xesca Pascual, ya fallecida.

La antigua alto cargo de la Vicepresidencia del Govern ha reconocido que el reparto de los costes totales de casi 100.000 euros en ocho facturas de entre 9.000 y 12.000 euros de otras tantas empresas parece un fraccionamiento para evitar los mecanismos de contratación que garantizan la concurrencia.

El juez investiga presuntas irregularidades en los contratos para organizar dicha presentación, cuyos trabajos de instalación y desmontaje de carpas, carpintería, alquiler de materiales e impresión fueron encargados a varias empresas que pertenecían al grupo Clave o al que dirigía el empresario José Manuel Maíz.

King, que fue imputada el pasado día 7 tras la comparecencia como testigos de representantes de las empresas contratadas para la presentación del proyecto de Calatrava, ha declarado durante unos 20 minutos.

Según han informado fuentes jurídicas, la imputada ha argumentado que el departamento de Vicepresidencia se hizo cargo por orden de Matas del coste del montaje y dotación de la carpa donde se iba a presentar el plan del palacio de la ópera porque la Presidencia del Govern no contaba con una unidad de contratación.

El acto, pese a los casi 100.000 euros abonados, no llegó a celebrarse porque la junta electoral ordenó su suspensión a instancias de los partidos de la oposición al entender que constituía propaganda política en favor del PP a menos de un mes para la celebración de las elecciones autonómicas de mayo de 2007.

King ha recalcado que la orden de hacerse cargo de los gastos procedía directamente de Matas, ya que se la transmitió su secretaria, que actuaba de hecho también como jefa de su gabinete porque la titular de esa responsabilidad estaba de baja.

La ex secretaria general de Vicepresidencia ha aclarado que su superior inmediata, la vicepresidenta Rosa Estaràs, sustituta de Matas al frente del PP balear cuando abandonó tras ser desbancado del Govern, no tuvo ninguna relación con los hechos investigados.

King y Matas, encarcelado por corrupción, son los únicos imputados en esta pieza separada del caso Palma Arena.