0

El PSIB-PSOE ha asegurado que la caída internanual del paro del 10 % en septiembre en Baleares, «no debe eclipsar la precariedad laboral y el crecimiento de la pobreza».

En concreto, el número de desempleados en Baleares bajó en septiembre en 7.305, un 10,09 % menos que en el mismo mes de 2013, hasta las 65.093, mientras que respecto a agosto el paro aumentó en 2.711 personas (4,35 %).

Estos datos «no pueden contentar a los responsables del Govern de ninguna de las maneras», ya que a pesar de la caída del paro y el incremento del empleo en datos interanuales, a nivel intermensual queda evidente la estacionalidad del mercado de trabajo en las islas, señalan los socialistas en una nota de prensa.

«Se sigue visualizando la dureza de la finalización de la temporada alta turística», apunta la diputada del PSIB Joana Barceló.

En opinión de los socialistas, una de las cifras a destacar es la de la destrucción de puestos de trabajo en septiembre, que ha llegado a 13.171, un dato que preocupa si se tiene en cuenta que septiembre suele ser aún un mes turístico en las isas.

Sin embargo, añaden, la política del Govern no puede contener el imparable aumento de la precariedad en la contratación, ya que nueve de cada diez contratos firmados en septiembre han sido temporales, a tiempo parcial o formativos.

Este hecho «presupone períodos de trabajo más cortos y que son susceptibles de quedar sin prestación por desempleo después de su extinción», precisa Barceló.

En este sentido, apunta que de las 2.711 personas que han incrementado las listas de la oficina balear de empleo en septiembre, solo una de cada tres ha conseguido tramitar una prestación, lo que, según la diputada, demuestra que «la pobreza sigue creciendo en las islas».