El presidente de Egasa, José González Fuentes, explicó ayer el proyecto del nuevo Casino de Mallorca, para lo cual deberá contar con el visto bueno de Carrefour para conseguir más espacio y cambiar la fachada del centro de Porto Pí. | Pere Bota

9

El grupo gallego Egasa, tras la reciente compra del 70% del grupo Nervión, propietario del Casino de Mallorca, quiere llevar a cabo un ambicioso proyecto empresarial en el Casino de Mallorca, «para convertirlo en un centro de referencia internacional», según anunció ayer el presidente de la corporación, José González Fuentes.

Dentro de esta estrategia, Fuentes explicó: «Queremos duplicar su actual superficie (3.000 metros cuadrados), lo cual permitirá mejorar y ampliar la oferta gastronómica y de ocio, todo ello le convertirá en un referente de entretenimiento en Palma. Tenemos que negociar con los actuales propietarios del local y del centro comercial disponer de más superficie»

La adquisición del 70% del grupo Nervión, propietario de los casinos de Bilbao, San Sebastián, Ceuta ha supuesto una inversión a Egasa superior a los 20 millones de euros (el cien por cien de Nervión está valorado en 30 millones).

De los cuatro casinos que han adquirido al grupo Nervión, el de Palma es el más rentable y el que mejor evolución ha tenido en los dos últimos años. «Este casino está cumpliendo la previsiones de negocio y es el que menos se ha resentido por la crisis. La facturación anual es de 12 millones de euros, de la cual el 50% proviene de los turistas que llegan a Palma», puntualizó el presidente de Egasa.