Los vehículos aparcados en las calles del centro se han reducido un 30 % desde 2002

La zona del Eixample de Palma tiene un déficit de aparcamientos que asciende a 2.500 plazas

| |

Valorar:

El número de vehículos aparcados en las calles del centro de Palma se ha reducido un 30 % desde 2002. Así lo pone de manifiesto el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), que argumenta que «la incorporación de la ORA como instrumento de gestión de la movilidad determinó una notable reducción del volumen de tráfico y una apreciable mejora de la ilegalidad del estacionamiento en doble fila». Todo ello supone una «mejora de la fluidez vial y de la seguridad». En el centro ha crecido la utilización de los parkings públicos, que absorben casi el 70 % de la demanda.

Eixample.

En la zona del eixample la reducción de operaciones de aparcamiento ha sido del 25 % entre los años 2001 y 2013. El PMUS explica que el eixample, al contar aún con zona de estacionamiento sin regular, tiene un nivel de indisciplina «importante», aunque también se ha reducido.

Falta de aparcamiento.

En Palma existe un déficit de aparcamiento que asciende a 2.500 plazas, principalmente concentradas en la zona del eixample. Cabe destacar que más de dos tercios del déficit se registra en Pere Garau.

Sin embargo, en el PMUS se especifica que «esta situación teórica a veces no coincide con la realidad percibida, ya que puede haber vecinos que por razones económicas prefieran estacionar en la calle». Una prueba de ello es que la SMAP tiene plazas libres en los aparcamientos de Santa Pagesa, Manacor o Marqués de la Sènia.

Calzada.

En el informe se explica que «los problemas de estacionamiento residencial está relativamente acotados» por la importante oferta de aparcamientos en la calzada. Si no se contabilizasen estas plazas, 66.000 vehículos -un 35 % del total- no podrían aparcar. De este modo, en barrios como Foners, Pere Garau, la Soledat, Plaça de Toros, Es Fortí o Santa Catalina más de 2.000 vehículos aparcan en la vía pública.

El PMUS advierte que esta dependencia del espacio público para estacionar condiciona la aplicación de determinadas políticas de fomento de la movilidad a pie o en bici, así como la recuperación del espacio para otros usos.

Más aparcamientos.

Ante esta situación se plantea crear dotaciones de aparcamiento residenciales para las nuevas viviendas en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), es decir, aumentar el número de plazas de parking por vivienda en el centro y el eixample. El PMUS pone de manifiesto parking del Parc de la Mar está saturado y propone ampliarlo o crear uno nuevo en el puerto, aunque está pendiente de la aprobación del Plan Director del Puerto. También propone hacer un parking en la zona de GESA, en el que Cort ha decidido habilitar una zona verde.

La reducción de plazas de rotación en el parking de Plaça Major para destinar más a residentes es otra de las medida que se sugieren.

Aparcamientos públicos.

Los estacionamientos en rotación en los parkings públicos se ha reducido un 18 % entre 2008 y 2013. Sin embargo, los aparcamientos interiores o perimetrales registran una elevada ocupación. Así, los parkings del Parc de la Mar, Via Roma, Plaça Major o Mercat del Olivar registran en periodo lectivo más de 1.000 vehículos al día. Sin embargo, el único que está completo casi todo el año es el de Plaça Major y el del Parc de la Mar en verano.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.