Los técnicos de Indústria visitaron el hotel a primera hora de la mañana de ayer. | Jaume Morey

7

Técnicos de la Conselleria d’Economía i Competitivitat, en concreto del departamento de Indústria, se desplazaron a primera hora de la mañana de ayer al hotel Vita Delta Resort para comprobar el estado de funcionamiento de los ascensores. Al comprobar que no se habían solventado los problemas detectados en abril de este año, que es cuando comenzó Vita Hoteliers a gestionar el hotel, procedieron al precinto de los ascensores.

La dirección del hotel, a la vista de los acontecimientos, negoció con los funcionarios de Indústria para lograr un poco más de tiempo y evitar, de este modo, que los clientes se vieran perjudicados por la medida, requerimiento que fue aceptado por Industria.

Noticias relacionadas

Quejas

Las quejas de los turistas están proliferando, con la consiguiente preocupación de los trabajadores, que ven cómo se está deteriorando la situación del hotel de forma progresiva en los últimos días, especialmente a raíz de que Endesa cortara el suministro eléctrico al hotel este lunes.

La presidenta del comité de empresa, Brigitte Dereymacker, se hacía ayer eco de esta preocupación: «Nos han dejado desamparados y todos tememos que no lleguemos a final de mes. Esto es lo que más preocupa a los trabajadores, ya que no se habrá cotizado el tiempo suficiente para poder cobrar el paro. Lo que está pasando es una vergüenza. Ya comienzan a escasear bebidas y productos de alimentación en el economato. Todo esto es una auténtica agonía».