13

El Instituto de Política Familiar de Baleares (IPFB) ha acusado este jueves a la FAPA de provocar «desconcierto» en las familias por su «actitud» ante la huelga educativa.

«Las familias no entienden cómo hace un año se les presionaba para que no llevasen a sus hijos al colegio dentro de la campaña que promocionó la FAPA de vaciar las aulas y ahora lo definen como perjudicial», indica la entidad en un comunicado.

Según asegura el IPFB, muchas de estas familias acuden al Instituto para trasladar su «desconcierto y enfado» ante una actitud, «que por lo menos les parece contradictoria al preguntarse si este año es perjudicial la huelga porque no lo era hace un año».

Noticias relacionadas

Desde las familias se entiende que el interés para no perjudicar a los alumnos debe estar por encima de cualquier otro interés, incluso el de la unidad de un cierto sector de la comunidad educativa.

Además, consideran que si, como dice FAPA, la huelga perjudica al alumnado no la hayan denunciado ante la administración educativa y los tribunales, o no hayan presionado a los dos sindicatos que la apoyan para que la desconvoquen.

«Si realmente la opinión de la FAPA sobre la huelga es que perjudica a los alumnos y considerando que el bien más preciado para las familias son los mismos alumnos, sus hijos, no pueden apoyar ni fotografiarse juntamente con los que perjudican a sus hijos convocando la huelga», ha opinado el IPFB.