Imagen de la reunión del Consorci de la Platja de Palma que ha tenido lugar esta mañana.

43

La aprobación provisional ayer del Plan de Reforma Integral (PRI) por parte de la junta rectora del Consorcio de la Platja de Palma, permitirá, tras el informe favorable de AENA, que el Consell de Mallorca lo apruebe de forma definitiva en el plazo de dos meses, dándose de este modo cobertura legal y jurídica a un proceso de conversión que lleva once años de tramitaciones y cambios progresivos en los planes a ejecutar.

El conseller de Turisme, Jaime Martínez, así como los alcaldes de Palma y Llucmajor, Mateo Isern y Joan Jaume, respectivamente, mostraban ayer su satisfaccion.
«Ahora se genera un escenario de confianza seguridad en la zona, cuyo PRI incluye un estudio económico que prevé inversiones públicas estimadas en 104 millones de euros y privadas por 365, en un plazo de diez años. Hasta ahora las inversiones han sido privadas, pero a medida que mejore la situación económica en las administraciones se incrementará la pública», apunto Martínez.

Residencial y turístico

El PRI, según el Consorcio de la Platja de Palma, es una apuesta ambiciosa pero realista. La aplicación del documento comportará el cumplimiento de sus objetivos básicos: la recuperación de los valores identitarios del paisaje local, y el aprovechamiento de la infraestructura turística existente; la reducción de la densidad residencial, renovando y modernizando el sector comercial y adecuando el espacio público y el paisaje urbano, así como el entorno rural.
Un factor fundamental, que es el que ha incentivado la inversión privada en los dos últimos años, es que favorecerá la reconversión, remodelación e incremento cualitativo y cuantitativo de la planta hotelera en la zona.

El gerente del Consorcio, Álvaro Gijón, aclaraba ayer que el nuevo PRI «incentiva al máximo el uso turístico en la Platja de Palma en detrimento del residencial. En estos momentos no se pueden construir ya más edificios residenciales, en cuyos solares solamente se podrán levantar infraestructuras turísticas, sanitarias, ocio y de oferta complementaria. El número de habitantes residenciales queda estancando (ver gráfico adjunto), porque se prima el uso turístico».

Un factor que diferencia del PRI actual del de la pasada legislatura es que «es realista en su concepción y estrategia. El anterior PRI de Margarita Nàjera se hizo como si en la Platja de Palma no hubiera nada, cuando había que adaptarse a la realidad. Nosotros lo hemos hecho y es lo que ha motivado el alza de la inversión privada», añadió Gijón.
El conseller de Turisme, al respecto, puntualizó que si hasta la fecha las inversiones habían superado todas las previsiones «este invierno se espera un incremento de las mismas, muy por encima de lo que se ha invertido en la reforma de hoteles y aumentos de categorías». El conseller también aseveró que no ha visto ningún tipo de actuación irregular en el período de Nájera.

El decreto ley que declaró zona madura a la zona implementó las inversiones en el último año de manera exponencial. La inversión prevista para estos dos próximos años superan los 490 millones de euros.