Actuación de la Orquesta Sinfónica de Balears en el Auditòrium de Palma. | Pere Bota

11

MÉS per Palma ha lamentado las declaraciones del promotor musical de la Fundación Promusica Illes Balears, Josef Egger, en las que critica al anterior director de la Orquesta Sinfónica de Balears (OSIB), Josep Vicent, y defiende una «nueva temporada» para el organismo, puesto que para los econacionalistas se trata de «un proceso por el que la Sinfónica deja de ser pública para pasar a una privatización encubierta».

Así lo ha explicado el regidor de MÉS per Palma Antoni Noguera, quien ha denunciado «la apropiación de la OSIB por parte de personas ajenas a las instituciones que la gestionan» y ha considerado que se trata de «una nueva etapa en la que entran intereses privados y en la que parece que han elegido qué director debía haber y cual no».

En este sentido, Noguera ha expresado que la OSIB «no puede caer en manos de poderosos que no tienen nada que ver con la esencia pública de la Sinfónica» y que desde el grupo econacionalista «no entienden quién ha escogido a estos señores».

Además, Noguera ha mostrado su preocupación porque «no se ha tenido en cuenta al organismo que gestiona la Orquesta Sinfónica de Balears, el Consorcio para la Música, ni a los ciudadanos».

Asimismo, el regidor ha defendido la Orquesta como «un valor principal para la cultura balear, que conecta a Balears con el mundo y que además, se configura como una pieza clave para el cambio turístico en la comunidad».