Hace unos meses se instalaron en el cauce de sa Riera, frente al cementerio de Palma, un grupo de rumanos de etnia gitana. | Joan Torres

64

Los rumanos que viven en el asentamiento ilegal que han habilitado en el cauce de sa Riera, frente al cementerio palmesano de Son Valentí, han rechazado la ayuda de Cort. Fuentes municipales explicaron que técnicos de servicios sociales y la Policía Local se han personado en el asentamiento y les han informado del catálogo de ayudas municipales a las que pueden acceder, pero las han rechazado.

Los técnicos de los Servicios Sociales y la policía comprobaron que en el citado asentamiento no hay menores, ni personas en riesgo de vulnerabilidad como enfermos o ancianos. En total se trata de 20 personas de etnia gitana que han venido a Palma con motivo de la temporada y que con toda probabilidad se marcharán cuando finalice.
Ultima Hora ya informó de la existencia de este asentamiento, que se ha ido incrementando a medida que ha pasado el tiempo. Hace unos meses se instalaron un par de casetas, pero con la llegada del buen tiempo ha ido aumentando, hasta llegar a las 20 personas que contabilizó el Consistorio.

La zona es de fácil acceso, por lo que no es la primera vez que se instala un asentamiento ilegal.