2

El PSIB ha considerado que la aprobación inicial del reglamento de la Ley del Suelo que el PP llevará este jueves al Pleno del Consell de Mallorca supone «la merma de competencias de la institución» y que «una vez más nos encontramos con una ley que va en contra de que el Consell de Mallorca juegue su papel», según ha asegurado el portavoz del Grupo Socialista, Jaume Garau. Además, han anunciado que este reglamento no tendrá el apoyo del Grupo Socialista.

En este sentido, Garau ha defendido que «la Ley del Suelo es un insulto a la institución, y es fruto de la combinación y complicidad entre el Gobierno del presidente José Ramón Bauzá y el Gobierno de la presidenta del Consell, Maria Salom».

«El Govern Balear también hace el papel de Govern de Mallorca, a diferencia de las otras islas donde los Consells sí pueden ejercer sus competencias», ha criticado Garau.

La portavoz socialista en el Consell, Mercedes Garrido, ha defendido que «esto no es un reglamento, sino una mezcla de normas estatales y autonómicas que al final sólo crea una gran inseguridad jurídica».

En este sentido, Garrido ha denunciado que el reglamento que desarrolla la Ley del Suelo «elimina prácticamente las zonas verdes de los municipios con menos de 3.000 habitantes» y que el PP «llega a la conclusión de que la gente de los pueblos pequeños no necesita zonas verdes, porque reducen a 1,5 metros cuadrados por habitantes las zonas verdes para municipios de entre 3.000 y 5.000 habitantes», según ha explicado la consellera socialista.

«El reglamento también establece supuestos con los que no se necesita licencia previa de obras, lo que también nos lleva a una gran inseguridad jurídica», ha criticado.

UN REGLAMENTO CON «FALTA DE TRANSPARENCIA»

El PSIB-PSOE también ha denunciado «prisas» a la hora de desarrollar este reglamento, y han asegurado que «han regulado la Ley del Suelo en verano y corriendo mientras que hace dos años la Ley Turística obligaba al Consell a redactar el Plan de Intervención en Ambitos Turísticos-PIAT-y el Govern insular aún no ha hecho nada», ha dicho Garrido.

Finalmente, el Grupo Socialista considera «muy grave» la forma de aprobación del documento, y según relata la portavoz adjunta, «el equipo de Govern da dos meses de exposición al público de los cuales uno es agosto, inhábil para mucha gente».

«Es un documento de 300 páginas muy denso y que necesita de mucho más tiempo para que pueda ser estudiante y la gente lo pueda subsanar», ha concluido Garrido.